logo myworkup

¿Cómo compaginar trabajo en época de exámenes y no morir en el intento?

Compaginar formación y profesión puede ser una opción estupenda de aplicar los conocimientos adquiridos, pero también desastrosa y agotadora, si no la sabes gestionar de forma apropiada especialmente en época de exámenes. Esta semana desde myWorkUp queremos resumirte algunas de las claves más importantes para combinarlo.

Analiza tu situación

Primero debes plantearte cuál es la mejor opción para ti; puedes trabajar durante la semana a tiempo parcial, solo los fines de semana o días puntuales. Hazte un calendario con las fechas y horarios de exámenes y tenlo bien presente.

Los trabajos a tiempo parcial representan unas 4 horas diarias repartidas en turno de mañana o tarde. ¿Ventajas?  Puedes disfrutar del sábado y domingo para descansar y estudiar. Pero también interfieren bastante en tu día a día y no dejan tiempo para estudiar entre semana.

Los trabajos de fin de semana suelen ser a tiempo completo, te permiten vivir durante la semana si tener que pensar en nada más que en tus clases, y además suponen un extra de dinero considerable. El problema es que pierdes bastante tiempo libre y no dispones de un día entero para descansar.

Otra opción muy interesante son los trabajos por horas, suponen un dinero extra sin tener que comprometerse durante un largo período de tiempo. Trabajar en eventos puntuales es una opción muy interesante si buscas un empleo eventual.  La gran ventaja es que tú mismo puedes organizarte y decidir qué días quieres trabajar, te permite una gran flexibilidad que va  genial en época de exámenes. En myWorkUp puedes encontrar toda la oferta de eventos en tu ciudad.

Organízate de manera semanal

Distribuye las tareas y actividades que quieras realizar, y aprende a sintetizar y reconocer cuáles son las que más te interesan en cada momento. Si distribuyes bien el tiempo y cumples tus propios horarios podrás hacerlo todo. Dedícale a cada materia el tiempo que necesita, puedes sacar tiempo de otras actividades menos importante, solo durante estos días de más estrés. Resulta útil hacer una lista cada semana con todas las tareas que quieres hacer, esto te servirá por un lado para visualizar y organizar el trabajo, y por el otro, para ser consciente de la cantidad de tareas que has avanzado. Produce un gran placer ver una lista enorme de cosas cumplidas.

La planificación de tus horas libres también es fundamental para que puedas aprovecharlas bien y descansar. Trabajar y estudiar a la vez no significa renunciar al ocio, pero si implica una nueva organización de tu tiempo.  Aunque tengas mucho que estudiar regalate un ratito para ti, tómate un cafe con un amigo, escucha música... A veces hace falta parar un poco para poder continuar. Establece prioridades y objetivos, y no seas demasiado exigente contigo mismo.

 

No te bloquees ni pares a lamentarte

Piensa que, si otros pueden compaginar trabajo y estudios, tú no vas a ser menos. Confía en ti mismo, y piensa que podrás llegar hasta donde te propongas. Ten presente que en muchas ocasiones los límites nos los ponemos nosotros mismos. La base es tomárselo con calma e ir haciendo poco a poco.

Para estudiar es importante busques un espacio que te evite distracciones, como una biblioteca o una sala de estudio y que uses técnicas que faciliten la retención de conocimientos; haz esquemas, elabora fichas, resúmenes, etc.

 

Respeta las horas de sueño

Es un punto básico para poder estar descansado y tener energías para afrontar la época de evaluaciones. Si un día no eres capaz de hacer todo lo que te había propuesto no te agobies, las cosas irán mejor al día siguiente, pero solo si duermes y recargas las pilas para estar a tope. Cuidado con abusar de la cafeína o de las bebidas energéticas, recuerda que sus efectos a corto plazo te mantendrán activo y despierto, pero al cabo de un par de horas te sentirás totalmente decaído.

Comunícate

La flexibilidad laboral es fundamental en cualquier momento de tu vida profesional, pero si estás estudiando, aún más. Asegúrate de encontrar un trabajo, dónde puedas compatibilizar al máximo tu formación. Explica tu situación a la empresa y negocia ciertos aspectos del contrato: como el permiso para realizar entregas o asistir a exámenes.

Apóyate en los tuyos

Sabes que puedes contar tanto con tus amigos como con tu familia. No te avergüences por pedir algún favor o ayuda en algún trabajo, ellos lo harán de buena gana.

Y por supuesto te recomendamos descargarte myWorkUp y completar al máximo posible tu perfil, esto aumentará tu reputación y es muy probable que te hagas con la próxima oferta de trabajo que lancemos.

Descárgate myWorkUp aquí:

Google_Play app_store

 

comments
0