4 píldoras de motivación para buscar trabajo


 

1. La motivación profesional

Si el trabajo no te gusta, ¡no tendrás muchas ganas de buscarlo! En cambio si disfrutas desarrollando una o varias actividades profesionales, querrás trabajar y querrás buscar un trabajo relacionado con estas actividades. Un mayor interés profesional implica siempre una mayor motivación profesional, y una mayor satisfacción personal. ¿Has elegido ya tu estilo de vida y de trabajo? No te resignes. Si no te gusta el trabajo que haces, busca otras opciones laborales. Encuentra tus intereses y tus motivaciones profesionales teniendo en cuenta lo que te gusta hacer en tu día a día. Hay muchas posibilidades por explotar y la base es seguir intentándolo. Sabemos que buscar empleo es un trabajo complicado en sí mismo, pero disponer de las herramientas adecuadas te ayudará a conseguir tu objetivo. Las irrupción de las nuevas tecnologías en el mundo de la busqueda de empleo pueden facilitarte mucho las cosas, en myWorkup por ejemplo, dentro de una amplia variedad de ofertas de trabajo te llegan solo aquellas que más se adaptan a tu perfil.

 

2. Sientas lo que sientas, ¡haz!

Los pensamientos y las emociones a menudo nos condicionan, pero no te influirán si simplemente haces lo que te has propuesto hacer. En tu vida cotidiana tiene muchos más efectos existenciales lo que haces que lo que piensas o sientes. Aunque no tengas ganas, aunque estés pensando de forma negativa, aunque sientas algo de ansiedad en ocasiones, si simplemente haces las actividades que tienes previstas, notarás como dejas de pensar tanto y comienzas a sentirte mejor. Si consigues que tus emociones no cambien tus planes, entonces tus planes cambiarán tus emociones. ¿Qué es lo próximo que vas a hacer aunque no tengas ganas? Puede ser un libro que hace tiempo que te apetece de leer, una exposición a la que querias ir o un viaje pendiente por hacer. ¡Lánzate!

 

3. Los hábitos son el piloto automático de tu motivación

Si quieres conseguir un objetivo, crea los hábitos que lo faciliten. Conseguir lo que te propones tiene mucho que ver con generar y mantener hábitos, esas rutinas diarias como levantarse temprano aunque  tengas la obligación, estudiar habitualmente y no solo el día antes del examen, etc. Para fortalecer tus hábitos acostúmbrate a planificar tus objetivos, tareas, etc. No importa que debas cambiar tus planes continuamente porque rehaciéndolos estarás siendo más productivo y eficaz organizando tu propia vida. Recuerda que debes hacer primero lo que más te cueste y después disfrutar de lo que te gusta.

4. Ocuparse es motivarse

En caso de duda, mantente ocupado. ¿Cuántas veces no has tenido ganas de hacer nada en particular pero te has ocupado con algo y ha cambiado tu ánimo y tu nivel de actividad? Cuanto menos hagas menos querrás hacer entrando así en una espiral de inactividad. En caso de duda, ocupa tu tiempo y conseguirás mucho más de lo que imaginas.

 

Así que ya lo sabes, para empezar a buscar tu trabajo ideal, descárgate nuestra app y completa al máximo tu perfil, esto aumentará tu reputación y es muy probable que te hagas con la próxima oferta en eventos que lancemos.

Descárgate myWorkUp aquí:

Google_Play app_store