Sónar, un festival diferente


Obviamente el panorama de los festivales de música ha cambiado bastante durante los últimos años y quizás lo más destacable sea que desde los 90 hasta ahora la escena independiente ha pasado de ser una especie en extinción, algo residual solo para los más alternativos, a convertirse en absolutamente mainstream, y en consecuencia ha perdido parte de su esencia.

A veces puede dar la impresión que todos los festivales son iguales, y efectivamente no es una simple percepción. Si te pones a  comparar los  carteles de los festivales más conocidos, reconocerás el espíritu del día de la marmota. Grandes grupos pueden llegar tener hasta más de 10 actuaciones en una misma temporada. Sin embargo el Sónar ha sabido mantener a lo largo de más de 20 años una manera y una originalidad muy propias. Muchas actuaciones són únicas, lo que significa que solo podremos ver allí, y eso tiene un algo especial. Por este motivo se ha convertido en un must del calendario primavera-verano.

 

 

El Sónar reúne literalmente personas de todo el planeta, lo que hace que puedas encontrar gente interesante, excéntrica, amantes de la música, familias,etc. En los últimos años además esta de moda disfrazarse y aunque el calor sea terrible siempre hay alguien dispuesto a sacrificarse por dar la nota.

 

Esta gran variedad de personas se debe a la amplia variedad de opciones para todos los gustos: Sónar día, Sonar +D y Sónar Noche. El Sónar de Día nos reconcilia con el placer de escuchar electrónica a la luz del sol sin tener que bailar como un poseso, pero a la vez sirve también para calentar los motores de aquellos que se preparan para la noche. En el universo de los macrofestivales, el Sónar de Día es una bendita rareza que hay que conservar. La atmosfera, la gustera veraniega y las vibraciones que se paladean en la versión de diurna del festival no tienen igual. Es una burbuja maravillosa de felicidad donde nadie está excluido, incluso hay padres que llevan a sus hijos, una utopía techno.

Paralelamente tenemos el Sónar+D, una especie de laboratorio que presenta la sección más informativa del festival; un montón de actividades formativas y de intercambio de ideas pensadas para los nuevos perfiles profesionales de las comunidades creativas.

 

En definitiva, buena música a todas horas en un ambiente inmejorable, ¿Qué más se puede pedir? Si te estás planteando trabajar en festivales de música este verano y te has enamorado del sónar, no lo dudes, descárgate nuestra app y encuentra las mejores ofertas. Y recuerda completar al máximo posible tu perfil, esto aumentará tu reputación y es muy probable que te hagas con la próxima oferta de trabajo en eventos que lancemos.

Descárgate myWorkUp aquí:

 

Google_Play app_store