Event Marketing y el porqué tu negocio lo necesita


¿Utilizas el marketing para difundir tus eventos o utilizas los eventos como estrategia de marketing?

Hay una gran diferencia. Lo primero es táctica pura y plantea el evento como una oportunidad promocional de una sola vez. La otra es una visión estratégica  sobre cómo hacer crecer tu empresa. Por sí mismo, cualquier evento que hagas o en el que participes es sin duda una forma de crear conciencia sobre tu marca e introducir nuevas perspectivas, pero tan solo forma parte de una acción mayor. Tu estrategia global es la que va a determinar qué tipo de evento necesitas y que quieres conseguir: educar, persuadir, entretener, inspirar, motivar, etc. Cuando los eventos se enmarcan dentro de una estrategia de marketing global y se llevan a cabo paralelamente con otras acciones, entonces se consiguen grandes cosas. Crearás conciencia, ejercerás  liderazgo en tu sector, generarás contactos de calidad y además alimentaras la relación con los clientes, quienes  apreciaran la experiencia que les has ofrecido y te tendrán en cuenta para los próximos productos o servicios que puedan necesitar.

 

El Event Marketing lleva lo que tú ofreces directamente a tu público objetivo, el mensaje se focaliza en tu target ideal. Puedes decidir reunirles en un lugar donde ellos se encuentren habitualmente o allí donde tú quieras invitarles. Un evento puede ser grande o pequeño, online o offline, y puede tener lugar en multitud de sitios. Puedes crear conferencias, lanzamientos de nuevos productos, seminarios, fiestas temáticas, etc. Pero para garantizar que la acción sea todo un éxito necesitas un plan de acción. Empieza con el porqué del evento y qué esperas obtener de él. Después convierte estos objetivos en una realidad. Crea una lista que describa todo lo que necesitas conseguir, detallando quien debe hacerlo y cuando. Entonces divide la lista en segmentos de tiempo, como por ejemplo; ocho semanas antes, tres semanas antes, un día antes, el mismo día. No te olvides de hacer también un plan de seguimiento una vez pasada la acción. No dejes nada al azar. Incluye en tu listado cada detalle y cualquier cosa que crees que pueda salir mal. Por ejemplo: ¿De que se va a hablar?, ¿Quién va hacerlo y durante cuánto tiempo?, ¿Habrá algún tipo de entretenimiento?, ¿Dónde se llevara a cabo?, ¿Cómo vas a promocionarlo?, ¿Habrá una lista de invitados VIP?, ¿Se entregaran obsequios a los asistentes?, ¿Habrá que imprimir la entradas?, ¿Cuál será el presupuesto?, ¿Necesitaras un proyector? Y así un eterno etcétera.

 

Haz que tu evento se divertido y eficaz, porque ¿Quién dijo que la educación no puede ser divertida? Es tu proyecto y solo tú decides como debe ser. Puedes escoger hacer una campaña menos agresiva y buscar impresiones de calidad. Puedes colocar pantallas interactivas, hacer una recepción de VIPs pre-party, puedes contratar un periodista experto para que sea el reportero del evento, y que con cámara en mano retransmita todo lo que está pasando, en directo o bien colgarlo después en  tus redes sociales. Personaliza el evento tanto como puedas con invitaciones hechas mano, nametags personalizados, packs de bienvenida preparados para cada asistente y todo lo que se te ocurra.

Como hemos comentado antes lo fundamental es tener un plan de acción que nos diga en cada momento que estamos haciendo, para quién y por qué. Repasa cada paso tantas veces como necesites con todos los que estén involucrados; gente el equipo, vendedores y socios. Y por último antes del evento asegúrate de conseguir la máxima asistencia.

 

Y por supuesto no olvides descargarte myWorkUp y completar el máximo posible tu perfil, esto aumentará tu reputación y es muy probable que te hagas con la próxima oferta de trabajo en eventos que lancemos.

Descárgate myWorkUp aquí:

Google_Play app_store