5 consejos para trabajar en eventos


Hay cientos de tipos de trabajos que requieren un contacto directo con las personas, y esto hace necesario tener una serie de cualidades. No todos estamos preparados para tener este tipo de contacto directo y continuo. Muchas personas no disponen de esta sensibilidad, pero en general todo es cuestión de ponerle actitud. Para empezar, te traemos 5 consejos que pueden ayudarte:

Buena presencia

Esta cuestión es algo básico en cualquier trabajo, pero cuando hablamos de eventos aún más. No se trata de ser superficiales, pero tu aspecto es tu carta de presentación y la de tu empresa, así que debes ofrecer una apariencia profesional.

Usar un tono de voz y un vocabulario adecuados también forma parte de nuestro aspecto y puede darnos o quitarnos da credibilidad.

 

Empatía

Te enfrentarás a diferentes situaciones y tipos de personas, pero debes tener claro que estás en tu puesto de trabajo y que la gente espera una actitud comprensiva, responsable y efectiva. Debes ponerte a disposición de quien te pide ayuda y pensar la forma más adecuada para solucionar la situación.

¡Sonrie!

Con una sonrisa siempre en tu rostro todo resultará más fácil, tu estarás más feliz y atenderás mejor a los demás. El hecho de llevar una sonrisa con nosotros nos predispone a que las cosas salgan bien. Es más fácil que alguien se acerque a nosotros si tenemos un aspecto amable.

 

Comunicación

Con esto nos referimos no solo a hablar correctamente sino a hablar de manera fluida, sin dudas, sin titubeos, sin interrupciones y sin quedarte pensando. Dar información poco importante o andarte con rodeos genera desconfianza en los demás.

Así como nosotros tenemos que comunicar y saber comunicar, los demás también tienen que hacerlo, y es en ese momento cuando nosotros debemos escuchar y saber escuchar, lo cual es una muestra más de la empatía a la que antes nos referíamos. Así conoceremos exactamente cuál es su problema y qué quiere, y le daremos una respuesta satisfactoria.

 

Olvida tus problemas personales en el trabajo.

Puede resultar muy fácil que un cliente pague acabe pagando los platos rotos de lo que nos pasa en nuestra vida personal.  Pero no, el cliente no tiene la culpa de lo que nos pasa, ni tampoco tiene por qué saberlo. Así que cuando llegues al trabajo, aparca el resto de problemas y pon tu mejor sonrisa.

 

Y por supuesto te recomendamos descargarte myWorkUp y completar al máximo posible tu perfil, esto aumentará tu reputación y es muy probable que te hagas con la próxima oferta de trabajo que lancemos.

Descárgate myWorkUp aquí:

Google_Play app_store